Skip to main content

Cuando jugamos y apostamos, la mayoría nos sentimos motivados, lo que significa que experimentamos emociones fuertes a lo largo del juego. Al jugar, las personas pueden escapar hasta cierto punto del estrés o la ansiedad cotidiana.

Si bien no hay nada intrínsecamente malo con el juego o las apuestas, en realidad hay muchos factores que pueden conducir a la adicción al juego. Esto se debe a que se sabe que las apuestas y los juegos de azar afectan la psique de un individuo, lo que significa que el adicto al juego ve cambios en su comportamiento y pensamiento. Tanto es así que pierde el control de su vida debido a la llamada ludopatía.

salud-mental-ludopatia

El juego patológico es reconocido como un problema psicológico que afecta cada vez más a nuestra sociedad. Tanto es así que las últimas cifras muestran que más del 50% de los adultos en el mundo ha jugado en el último año. Cuando nos detenemos y analizamos los números más de cerca, encontramos que más del 5% de ellos están involucrados en comportamientos problemáticos de asunción de riesgos, incluido el juego. Además, se estima que este incremento podría deberse a la proliferación de salas de juego y apuestas online, que son cada vez más publicitadas.

Por otro lado, aunque las apuestas o los juegos de azar entre menores de edad no están permitidos, la realidad es que cada vez son más los adolescentes que admiten jugar de vez en cuando. Esta tendencia ha llevado a un aumento en las solicitudes de tratamiento de jóvenes y adultos jóvenes.

¿Qué pasa si alguien cercano a ti padece de ludopatía?

Prohibirle el juego al adicto

Cualquier persona que juega o cualquier miembro de la familia puede solicitar que el jugador sea excluido de un establecimiento de juego, como una sala de bingo o un casino. Esto se hace mediante la entrega de una copia del DNI del paciente, el cual será retirado si intenta ingresar a la habitación o instalación.

El ludópata debe ver a un especialista

Si hay evidencia razonable de que está en un nivel muy avanzado o puede estar causando problemas graves, debe buscar ayuda de un profesional o una organización de autoayuda que se especialice en juegos de azar.

Ser paciente con quien padece ludopatía

Debe quedar claro que el jugador no puede dejar de jugar sin ayuda, por lo que aunque tenga fuerza de voluntad, nunca podrá curarse. Tienes que estar ahí para él y ser paciente.

Comprender la razón por la que el adicto juega

El juego a menudo ocurre por una variedad de razones, por lo que es mejor consultar a un psiquiatra para averiguar la causa del trastorno.

Establecer límites al adicto al juego

Los jugadores necesitan transformar su personalidad para aprender a enfrentar situaciones difíciles y tolerar el fracaso. Incluso en el trabajo diario, debe aprender a establecer límites para ejercer el autocontrol.

Brindar apoyo al adicto al juego

Como en cualquier problema de adicción, es muy importante que tu entorno familiar y social te apoye siempre en la forma que lo necesites. Lo primero que debe hacer la familia es entender que se trata de una enfermedad, no de un vicio o un capricho. Solo suponiendo que pueda ayudar al jugador.

Tratamiento tradicional para la adicción al juego

Para que el tratamiento o la ayuda a la adicción al juego sea eficaz, se requiere una evaluación cuidadosa del caso individual. En términos generales, el tratamiento para el juego compulsivo es multifacético, incluida la medicina y la psicología.

Medicamentos para tratar la ludopatía

Los medicamentos pueden ser muy útiles para estabilizar y suprimir los antojos. Se ha demostrado que algunos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, una clase de medicamentos comúnmente utilizados para tratar la depresión, son efectivos con o sin comorbilidades depresivas. Además, su mecanismo de acción actúa sobre fármacos del sistema nervioso central utilizados en los centros de control de impulsos y placer, lo que resulta beneficioso para estabilizar a los pacientes. La naltrexona se usa a menudo en este sentido. Aunque puede ser necesaria la medicación, no debemos olvidar que es necesario trabajar a un nivel más profundo para abordar los problemas en paralelo con la psicoterapia.

Psicoterapia para el adicto al juego

Se ha demostrado que la terapia cognitiva conductual es eficaz. Cuando se trata el juego compulsivo o patológico, el objetivo es trabajar con el paciente para desarrollar un repertorio de comportamientos alternativos al juego. Además, las habilidades de afrontamiento, las creencias irracionales alteradas sobre el juego y la resolución de problemas son factores importantes.

Si después de leer esto sospechas que tú o un ser querido puede tener esta enfermedad, es importante dar el siguiente paso y buscar ayuda para iniciar el tratamiento, ya que es importante esperar resultados tanto a mediano como a largo plazo.