Skip to main content

Con la entrega de los sellos de 40 horas, el ministro del Trabajo, Giorgio Bocardo, felicitó a las instituciones que acogieron la ley y demostraron que la jornada laboral reducida corresponde a una mejor calidad de vida. En el auditorio del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se llevó a cabo la nueva ceremonia de acreditación para las empresas que voluntariamente postularon y obtuvieron el sello de 40 horas.

sello-40-horas-ceapsi

En esta ocasión, un total de 13 organizaciones se sumaron a 421 empresas que aprobaron su solicitud para reconocer públicamente que promueven el trabajo digno, priorizando el bienestar de los trabajadores con descansos efectivos de hasta 40 horas.

El ministro Bocardo, quien ha estado hablando esta semana con varios legisladores para llegar a un acuerdo horizontal en el marco del proyecto que se discute en la mesa de trabajo del Senado, destacó en el acto que el sello de 40 horas “es una iniciativa que no solamente reconoce a aquellas empresas que pueden ir más allá de lo que el Código del Trabajo señala (que la jornada ordinaria sea de 45 horas), sino que también reconoce la práctica de trabajo decente, de seguridad social y buenas prácticas laborales”.

Por su parte, la diputada Mónica Arce valoró como “muy importante lo que estamos viviendo hoy en el acto de entrega de sellos de 40 horas, porque marca un punto de inflexión para las empresas que se atrevieron a demostrar con hechos, como también lo ha sido la experiencia internacional, que se puede implementar”. También expresó que es importante que estas empresas sean reconocidas ya que “dan el empuje para que otras se atrevan. La mayoría son pymes y esperamos que las grandes empresas con mayor fuerza laboral también puedan motivarse e implementar esta jornada. Porque sabemos que esto va en beneficio directo de las y los trabajadores y, a la larga, de nuestra sociedad”.

salud-mental-laboral-40-Horas

¿Cómo afecta la jornada laboral a la salud mental?

 

Acortar la jornada laboral de los empleados públicos y promover el uso eficiente del tiempo libre puede tener un efecto muy positivo en la salud mental y la calidad de vida de las personas. La reducción de la jornada laboral propuesta en el proyecto traería importantes beneficios a las personas, ya que significaría más tiempo para el descanso, el espacio familiar, el estudio o la recreación, lo que generaría mayor satisfacción y pertenencia al empleador.

Hoy en día, Chile tiene una de las jornadas laborales más largas de la OCDE, y esto empeora si se tiene en cuenta que la mayoría de la gente trabaja horas extras. Esto puede explicarse por la creencia particular de que más horas de trabajo equivalen a mayor productividad, una idea que proviene de la lógica de las máquinas (de la era posindustrial), donde las acciones tienen consecuencias inmediatas sin interferir en los procesos mentales. , como el cansancio, los problemas personales, las preocupaciones y el malestar. Por otro lado, la reducción de la jornada laboral sigue la lógica de la comodidad de los empleados, priorizando el cuidado y el tiempo suficiente para relaciones saludables que promuevan la productividad.

En Chile, los trastornos de salud mental relacionados con el trabajo se clasifican como «neurosis laboral», que incluyen trastornos de adaptación, trastornos de ansiedad, depresión reactiva, trastornos de somatización y dolor crónico. En nuestro país, el 22% de la población cumplió con los criterios de trastornos mentales en los últimos 12 meses, y estos individuos constituyen el 23% de la carga de enfermedad del país. Por otro lado, los suicidios son una causa importante de muerte entre las personas en edad laboral activa.