Déficit atencional en adultos: Síntomas y Consejos

Ceapsi

WhatsApp

Agendar

Telemedicina

Déficit atencional en adultos: síntomas y consejos

El déficit atencional en adultos es una condición neurobiológica que genera dificultades con la organización, realización de tareas, concentración, control de impulsos, entre otros.

Por lo general, su diagnóstico suele centrarse en los más pequeños, pero es una patología que también se mantiene en la edad adulta, y puede intervenir con el desarrollo de la vida diaria.

déficit atencional trabajo

¿Cuáles son los síntomas del déficit atencional en adultos?

Al igual que con los niños, los síntomas del déficit atencional en adultos afectan en el rendimiento y productividad de las tareas diarias. Aquí te dejamos una lista de los síntomas más comunes.

Dificultad para mantener la atención

Los adultos con déficit de atención pueden tener problemas para prestar atención a tareas, conversaciones o actividades prolongadas. Pueden distraerse fácilmente por estímulos externos y tener problemas para mantener el enfoque en una tarea específica.

Alta sensibilidad sensorial

Parte del déficit atencional en adultos consiste en ser muy sensible ante situaciones externas tales como sonidos, texturas o colores que para otros pueden ser insignificantes. Esta sensibilidad produce una sobreestimulación de los sistemas sensoriales, que contribuyen a la distracción, molestia y/o dificultad para prestar atención.

Impulsividad

Los adultos con déficit de atención pueden actuar impulsivamente sin considerar las consecuencias. Pueden tener dificultad para controlar sus impulsos, interrumpir a otros durante conversaciones y tomar decisiones rápidas sin evaluar completamente las opciones.

Problemas de organización y planificación

El déficit atencional en adultos puede presentarse en la dificultad para organizar actividades diarias, establecer metas, administrar el tiempo y seguir una rutina. Pueden tener problemas para planificar y priorizar tareas, lo que puede llevar a la procrastinación y la falta de cumplimiento de objetivos.

déficit de atención adultos

Paralización a la hora de trabajar

Debido a la dificultad para priorizar tareas, cuesta saber por dónde empezar. Por ello, al decidirse por realizar una acción, hay múltiples pensamientos en el subconsciente que luchan por salir, preguntándose por qué no hacer otra cosa en su lugar. Para los adultos con déficit atencional, esta ola de sensaciones puede ser abrumadora, paralizando a la persona y evitando que realice su trabajo.

 

Olvidos frecuentes

Los adultos con déficit de atención pueden experimentar olvidos frecuentes en su vida diaria. Pueden tener dificultad para recordar citas, fechas importantes, tareas pendientes o información relevante.

 

Pérdida constante de objetos cotidianos

Llaves, audífonos, teléfono y billetera son algunas de las víctimas más comunes de este suceso, pues los adultos con déficit atencional pueden ser poco conscientes de su entorno, realizando acciones (como dejar la billetera encima del microondas) sin siquiera notar que lo están haciendo.

 

Problemas en la vida laboral y académica

El déficit de atención puede afectar el rendimiento en el trabajo o los estudios. Los adultos pueden tener dificultad para completar tareas, seguir instrucciones, mantenerse organizados y cumplir con plazos. Esto puede generar problemas en el ámbito laboral y académico, así como estrés, frustración y pérdida de autoestima.

déficit atencional en adultos

¿Quién diagnostica el déficit atencional en adultos?

 

El déficit atencional en adultos debe ser diagnosticado por profesionales de la salud mental, como psicólogos o psiquiatras.  Es importante acudir a ellos para que evalúen tu situación y trabajen en un plan personalizado.

¿Cómo se diagnostica el déficit atencional en adultos?

Existen distintas formas de diagnosticar el déficit atencional en adultos. Las principales son:

Entrevista clínica

El profesional de la salud mental realizará una entrevista detallada para recopilar información sobre los síntomas, la historia clínica, los antecedentes familiares y el impacto de los síntomas en diferentes áreas de la vida.

Descarte de otras condiciones y reconocimiento del historial clínico

Es importante descartar otras condiciones médicas o psiquiátricas que pueden presentar síntomas similares, como trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad u otras condiciones médicas que pueden afectar la atención y la concentración. También, es necesario conocer antecedentes familiares de condiciones que puedan presentar una sintomatología similar.

Evaluación neuropsicológica

En algunos casos, se puede realizar una evaluación neuropsicológica para evaluar las funciones cognitivas y el rendimiento en tareas específicas relacionadas con la atención y la concentración.

déficit atencional concentración

Déficit atencional en adultos: ¿con o sin hiperactividad?

No todos los adultos con déficit de atención presentan hiperactividad. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una condición neuropsiquiátrica que se caracteriza por la combinación de síntomas de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Sin embargo, el TDAH puede manifestarse de diferentes maneras en adultos. El diagnóstico de esta característica es algo que deberá determinar el profesional.

Cómo tratar el déficit atencional en adultos

Existen distintas formas de tratar el déficit atencional en adultos, las cuales pueden ir desde tareas sencillas para mejorar la concentración hasta la administración de fármacos, siempre acompañado de terapia. Esto dependerá del nivel de impacto que tenga esta condición en la persona, y del enfoque del profesional. Te recomendamos preguntar estas cosas a quien te atienda si es que debes comenzar un tratamiento.

tdah psicólogo

Consejos para el déficit atencional en adultos

Si bien el diagnóstico y su tratamiento oficial es algo que debes consultar con un profesional, te dejamos algunos consejos que puedes usar en tu vida diaria para desarrollarte mejor ante la sospecha de esta condición:

Reconoce tus patrones

Conocerte a ti mismo es fundamental a la hora de mejorar tu productividad o evitar problemas relacionados al déficit atencional. Presta mucha atención a las causas de tus inconvenientes, para poder reconocerlos en un futuro, y anticipar tus acciones.

Por ejemplo: si reconoces que ya es la quinta vez que tus llaves aparecen en el baño, es más probable que la próxima vez que entres a tu casa te preocupes inmediatamente de dejarlas en su lugar.

Sé paciente contigo mismo

Si notas que tus problemas de concentración son algo que escapa de tu control, no te atormentes. Investiga distintas herramientas que puedan ayudarte, y trabaja cada día en tus habilidades. Lo importante es tomar acción y ser consciente de tu entorno.

Contacta a un profesional

El déficit atencional es un trastorno que puede tener un impacto significativo en la vida diaria de quienes lo experimentan. Si presentas síntomas o dificultades asociados a este trastorno, es importante agendar hora con un profesional de la salud mental. Recuerda que buscar ayuda es el primer paso hacia una mejor calidad de vida y un mayor bienestar.